El túnel hasta Francia

-“¡Ay, que pena! -me decía una señora de Madrid hace unos años-. Nos tenemos que ir sin haber visto lo más importante”.

-“Pues si hemos recorrido todo el santuario… ¿Qué les falta por ver?”.

-“Hombre, la boca del túnel que va a Francia”.

-“¿Un túnel que va a Francia?”.

-“Sí, claro. Nos dijeron que había un túnel que comunica con Francia, para evitar el paso de montaña y que puedan ir directos desde aquí. Pero que era secreto”.

Desde luego era una afirmación sorprendente. En línea recta desde Torreciudad hay 62 km. hasta el sitio más cercano de la frontera francesa. El túnel más largo del mundo, el San Gotardo, se encuentra actualmente en Suiza, es para ferrocarril y mide 57 km. Para encontrar el túnel de carretera más largo del mundo hay que viajar hasta Noruega, ahí está el Túnel de Laerdal, que mide 24,5 km.

Túnel carretero de Laerdal (Noruega)

Túnel carretero de Laerdal (Noruega)

Manolo es ingeniero de caminos y vive en Zaragoza. Me explicó que realizar un túnel de varios kilómetros de longitud exige un conjunto de recursos que sólo está al alcance de algunos estados o de corporaciones empresariales de varios países que unen sus esfuerzos para ese objetivo. Es imposible construirlo sin que se sepa, y tiene su sentido cuando va a ser empleado por cientos de miles de personas, así se amortiza su uso. “Además, -sonrió Manolo-, sería curioso que nadie en Francia se hubiera enterado de que un túnel desembocaba en su país”.

Quizá el rumor tiene un origen modesto, y es que en realidad sí que hay un túnel para coches en Torreciudad. Cuando entré a trabajar aquí me lo enseñó Jesús, nuestro jefe de mantenimiento.

Jesús a la entrada del túnel en Torreciudad

Jesús a la entrada del túnel

Cogimos un coche, pasamos por debajo de la Oficina de Información, donde tengo mi despacho, y seguimos hasta la entrada a las oficinas. Cruzamos una verja metálica, metió una llave en un interruptor que hay en la pared, se encendió una luz giratoria amarilla y empezó a levantarse un portón de garaje. Enseguida pude atisbar un túnel con una pendiente suave hacia arriba.

Tunel en Torreciudad bajo la escalinata

Tunel bajo la escalinata

Pasamos por debajo de la escalinata de entrada al templo y llegamos a un mini aparcamiento en el que caben y había cinco vehículos.

Aparcamiento de La Cadiera en Torreciudad

Aparcamiento al final del túnel

-“¿Qué esperabas, llegar a Francia?, me preguntó Jesús con la guasa que le caracteriza. “Estos coches los utilizan los que viven en el santuario, y aunque pueden salir por la explanada, por seguridad con los visitantes suelen emplear el túnel y salir por donde hemos entrado. ¿Satisfecha tu curiosidad?”.

* * *

Anuncios
Categorías: Grandes secretos | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: